Consolidación de terreno de cimentación de una vivienda en Almuñecar

    En la vivienda se apreciaban importantes fisuras, tanto en el interior como en el exterior.

    HubSpot Video

     

    La urbanización estaba construida en una ladera con fuerte pendiente. Su naturaleza tenía las capas superiores muy alteradas y el nivel freático estaba también bastante superficial, que se agravaba en épocas lluviosas. Todo eso provocaba que con el agua de escorrentía se produzcan movimientos en el terreno.

    En la calle superior de la vivienda se podía ver un muro que estaba dentro de la propia vivienda. Al lado podíamos ver el deslizamiento de ladera que produjo en esa zona. El deslizamiento de ladera tuvo varias consecuencias, la naturaleza del suelo, la elevación del nivel freático y la construcción de una nueva urbanización que ha supuesto un incremento de peso en la cabecera de esta ladera.

    El muro de contención originalmente era de mampostería, presentaba dos grandes fisuras verticales, producidas por el deslizamiento de ladera. Fue necesario reforzarlo con una serie de anclajes.

    El deslizamiento de ladera produjo un movimiento del terreno hacia la costa y por lo tanto se produjo una gran fisuración de las dos viviendas.

    Una de las viviendas estaba construida con una estructura de hormigón armado, cimentada en zapatas aisladas y la vivienda principal está formada por muros de carga, cimentados en zapata corrida. A la segunda vivienda se le hizo un refuerzo de la cimentación.

    En el interior de la vivienda pudimos apreciar una gran fisura que dividía tantos las paredes, como el techo y el suelo de la propia vivienda.

    LA SOLUCIÓN DE URETEK PARA LA CONSOLIDACIÓN DEL TERRENO DE CIMENTACIÓN

    La solución de reparación que se ha dado para esta vivienda es una consolidación del terreno de cimentación en profundidad, con el método de Deep Injections en tres niveles.

    Para la reparación de la vivienda principal aplicamos un tratamiento perimetral de toda la zapata corrida y del muro interior de carga. Adicionalmente se trataron también los 12 pilares del porche exteriores.

    El jardín trasero estaba formado por bancales y muros de contención de mampostería. Dichos muros también sufrieron fracturas por el movimiento de la ladera. Este muro se trató también con la solución Deep Injections en una longitud de 30 m y también en tres niveles de profundidad.