Estabilización de muro de contención de Vía Calcinari en Rovereto

    Realizamos una intervención para estabilizar el muro de contención con la tecnología de Uretek MicroAnchors®.

    HubSpot Video

     

    Las tirantes de anclaje son elementos estructurales que normalmente se utilizan para estabilizar estructuras de sostenimiento, tales como muros divisorios, paredes o muros de contención y en general todas aquellas estructuras naturales o artificiales que por sí solas no pueden garantizar el equilibrio.

    UNA SOLUCIÓN MÍNIMAMENTE INVASIVA PARA LA ESTABILIZACIÓN DE MUROS DE CONTENCIÓN

    La tecnología MicroAnchors® resuelve el problema de la estabilización de los elementos de contención con gran eficacia, flexibilidad y velocidad de ejecución a un coste ajustado.

    El caso del muro de contención de Via Calcinari en Rovereto, representa una aplicación típica de esta tecnología. Gracias al pequeño diámetro de los elementos resistentes, la perforación puede realizarse con taladros de perforación manuales a rotopercursión.

    ASÍ FUE EL PROCESO DE ESTABILIZACIÓN DEL MURO

    Los agujeros, normalmente de menos de 3 cm de diámetro, se perforan con el ángulo de inclinación que determine el proyecto.
    En los agujeros, hechos de acuerdo con una malla regular, se colocan unos microtirantes. El tamaño y la flexibilidad de los elementos que componen el microtirante eliminan la necesidad de utilizar máquinas operadoras, lo que permite su instalación manual incluso en espacios reducidos y limitados.

    INYECCIONES DE RESINA EXPANSIVA PARA CONSOLIDAR ESTRUCTURAS

    La tecnología MicroAnchors® utiliza una resina expansiva especial, diseñada para este tipo de aplicación. La resina que sobresale de los pequeños agujeros, realizados al final del tubo de inyección, además de comprimir el terreno permite una notable rapidez de ejecución y una eficacia inmediata.

    El tirante es pequeño y no invasivo y se activa mediante tensado, poco después de la inyección de la resina expansiva, sin necesidad de largas esperas. Para el tensado se utiliza un dispositivo conectado a una célula de carga.

    Estos microtirantes, que están fabricados de acero inoxidable, aunque sean de tamaño reducido tienen una vida útil que cumple ampliamente con los requisitos de la normativa.

    En este caso en particular, la tensión del diseño alcanzó las 3 toneladas. Esto significa que esta tecnología también es aplicable a la mampostería de grosor modesto, o en un estado de conservación que no sea el óptimo, lo cuál no es posible con los tirantes tradicionales.