Reparación de filtración en el sótano de un edificio residencial

    Aplicación de la exclusiva tecnología Water Barrier de Uretek.

    HubSpot Video

     

    La intervención se realizó en un complejo residencial de nueva construcción ubicado en la provincia de Verona. El cliente se puso en contacto con Uretek por problemas de filtración de agua en el sótano.

    Durante la inspección pudimos ver que había filtraciones de agua en las paredes del trastero y del garaje, y en algunos casos también en el suelo.

    LA SOLUCIÓN PARA LA ELIMINACIÓN DE FILTRACIONES DE AGUA

    Para dar solución al problema se utilizó la tecnología Water Barrier de Uretek. Una solución mínimamente invasiva, rápida y la más adecuada.

    La intervención comienza con la fase de perforación de la pared, siguiendo una malla regular precisa. Los agujeros realizados tenían un diámetro de unos 12 mm.

    Las características específicas del método están relacionadas con la forma de instalación y los materiales utilizados. En Uretek empleamos dos materiales, una resina expansiva y un gel saturante.

    Se insertaron unos tubos en los orificios previamente perforados para llevar la resina y el gel saturante al terreno tras la pared, saturándolo completamente.

    FASES DE LA INTERVENCIÓN PARA LA REPARACIÓN DE FILTRACIONES

    En una primera fase se inyecta la resina expansiva para saturar los vacíos macroscópicos y delimitar el área de tratamiento. Después de la inyección, la resina se expande rápidamente con una fuerte presión de hinchamiento. Además de rellenar los huecos, la presión que ejerce la resina, consigue consolidar el terreno detrás del muro.

    Posteriormente se pasa a la fase de la inyección del gel saturante, que rellenará completamente el área delimitada por la resina.
    Al tratarse de una construcción existente la aplicación de las tecnologías tradicionales sería muy complicada. Con Uretek Water Barrier conseguimos un tabique completamente impermeable, en la parte posterior de las paredes o debajo del pavimento.

    El acabado opcional desarrollado por Uretek, consiste en un emplaste especialmente duradero que puede soportar una presión de aproximadamente 10 atmósferas. Esto equivale a la presión que hay a unos 100 m de profundidad.

    El trabajo se llevó a cabo con éxito y con la plena satisfacción del cliente. También por la rapidez con la que se realizó, sin interferir prácticamente en la vida cotidiana de los residentes.