Consolidación del terreno de un edificio histórico en Comillas

    LUGAR: Comillas, Cantabría - España
    AÑO: 2014
    DURACIÓN DE LA INTERVENCIÓN: 6 días

     

    EL PROBLEMA

    Existencia de pozos de cimentación con gravas poco o nada cementadas.

    LA SOLUCIÓN

    Consolidación del terreno de cimentación con inyecciones de resina expansiva Uretek Geoplus® - tecnología Uretek Deep Injections®

    Dentro de las actuaciones, de diciembre de 2014, definidas en el proyecto de Ejecución de Rehabilitación de la Estructura y Cubierta de la Iglesia del Seminario Mayor de Comillas, Cantabria, se ha realizado la inyección mediante resinas de baja expansividad en los pozos de gravas cementadas, que llevan las cargas al estrato “firme” de roca, bajo contrafuertes zona central y bajo muros perimetrales en la fachada oeste, con objeto de garantizar la consolidación de la cementación de los mismos, frente a un posible futuro lavado o pérdida de cohesión de la cementación original.

    Inyección de resinas con presión de expansión controlada en el suelo de cimentación compuesto por gravas, originalmente cementadas, a través de unos tubos de inyección.

    EL PROBLEMA

    A partir de la investigación inicial se plantea la mejora de los “pozos de cimentación” existentes, formados por gravas poco o nada cementadas, con presencia de huecos en el cemento, que llevan las cargas al estrato “firme” de roca y que pueden comprometer la estabilidad de la estructura.

    Por qué se eligió la solución de Uretek:

    • Rapidez: cuidadosa planificación y programación de los tiempos de ejecución que permitieron completar la obra en poco tiempo;
    • Precios competitivos;
    • Intervención mínimamente invasiva: la intervención propuesta por Uretek no requirió excavaciones ni trabajos de albañilería, sin ensuciar el área, ni produciendo residuos;
    • Monitorización con láser de alta precisión: tanto durante como después de la intervención, las actividades estuvieron sujetas a control en tiempo real mediante tecnología láser de última generación y personal altamente cualificado;
    • Aplicación de la tecnología exclusiva Uretek Deep Injections® que, gracias a la inyección de la resina expansiva Uretek Geoplus® a alta presión de hinchamiento, compacta el suelo y estabiliza las estructuras;
    • Respeto al medio ambiente: la mezcla de las resinas Uretek® genera un producto final inerte, que no libera eluatos al suelo ni a los acuíferos presentes.

    LA SOLUCIÓN

    En esta Fase 1, se ha realizado la inyección de resinas con presión de cimentación compuesto por gravas, originalmente cementadas, a través de unos tubos de inyección. Esta técnica requiere de una pre-perforación para pasar los tubos de inyección.

    Observaciones

    Las investigaciones realizadas al inicio de la intervención, unidas a la información procedente del proyecto de rehabilitación de la Iglesia (estudio geotécnico y topográfico), han determinado el tratamiento a realizar, la cantidad de resina a inyectar y el volumen de terreno a tratar bajo contrafuertes. Dadas las características de la intervención, resultó ser una solución idónea dada su poco invasividad y rápidos resultados. La intervención, realizada por los técnicos de Uretek con total autonomía, constituye un ejemplo de la eficacia de esta técnica, junto a la rapidez de ejecución y flexibilidad operativa, en un contexto delicado.

    EL PROYECTO EN DETALLE

    La ejecución de los agujeros de inyección se ha realizado mediante taladros manuales eléctricos de rotopercusión con una energía de impacto que corresponde a máx. 12-14 Julios y una frecuencia de 1.200-2.800 golpes/minuto.

    consolidacion-terreno-cimentacion-comillas-planosconsolidacion-terreno-cimentacion-comillas-plano

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Este sistema de perforación, ampliamente testado en edificios de elevado valor, no transmite vibraciones considerables a las estructuras, como así se ha evidenciado.

    Las perforaciones, de un diámetro de 26 mm, ejecutadas a través de las cimentaciones, se intercalan a distancias regulares de entre 0,80-0,90 m, en función del tipo de contrafuerte. De esta manera ha sido posible alcanzar el terreno a tratar y localizar con precisión el efecto de las inyecciones.

    La fase de inyección se ha llevado a cabo mediante el uso de una pistola que, acoplándose a la boca del tubo de inyección, inyectó en el conducto enterrado la resina de baja presión de expansión, previamente mezclada en una cámara especial de pre-mezcla dentro de la misma.

    El empleo de instrumentos de nivelación láser (precisión 0,1 mm) ha permitido monitorizar constantemente la estructura, detectando microdesplazamientos verticales durante la inyección.

    La interrupción de la inyección de resina ha sido determinada mediante la citada monitorización, evitando movimientos no deseados de la estructura bajo la cual se produjo la inyección.